BACK

Mariana

Portugal Survivor

Me resulta muy graciosa la anécdota de que los españoles solo cruzan la frontera para comprar toallas y los portugueses para comprar caramelos. Porque por lo menos en Houser & Houser la cruzan cuando quieren un diseño de alto nivel, la renovación de una imagen corporativa o, por supuesto, la adaptación de los textos al portugués. Yo soy la única (de momento) en el país vecino, pero la tecnología actual nos permite estar juntos a pesar de la distancia. Y mis visitas en Navidad son muy apreciadas por ambas partes.

mariana@houserandhouser.com